José Gregorio Suárez, violencia y política en el siglo XIX

José Gregorio Suárez. Museo Histórico Nacional.
José Gregorio Suárez. Pintura en el Museo Histórico Nacional.

Si hay alguien que es un duro testimonio de su tiempo ese es el Goyo Jeta, así apodado por el tamaño de su mandíbula. Una vida violenta, un derrotero que lo llevó a los cargos más destacados de su tiempo. 

Una época de cambios en la conformación de los personajes políticos del país lo ubicó como candidato a la presidencia. Una revolución lo tiene como trágico ejecutor de Paysandú y sus defensores. Otra, le presentó la muerte en el campo de batalla. Pero principio quieren las cosas, y el principio fue el horror.

Una juventud trágica por el duro homicidio de su madre

Suárez nació en Montevideo, entre 1811 y 1813, hijo de argentinos. Quedó huérfano de padre y se crió con su madre, que fue asesinada por tropas blancas en 1839, al inicio de la Guerra Grande. 

Con 25 años en ese 1839, Suárez fue capturado por las fuerzas invasoras del argentino Pascual Echagüe, que apoyaban al Partido Blanco. Según relató con insistencia, vio la violación y muerte de su madre y el incendio de su finca. Estos hechos marcaron su odio hacia los blancos y los federales, y su adhesión incondicional al Partido Colorado. Se escapó de sus captores y se unió al ejército del caudillo colorado Fructuoso Rivera.

Carrera militar y política

Suárez combatió en la Guerra Grande (1839-1851), en la campaña de Entre Ríos y en las batallas de Arroyo Grande e India Muerta, donde 

José Gregorio Suárez. Museo Histórico Nacional.
Fotografía de José gregorio Suárez. MHN.

sufrió duras derrotas. Se refugió en Brasil y luego volvió a la lucha. En 1853, retornada la paz civil, fundó la localidad de San Gregorio de Polanco, en Tacuarembó. En 1863 se incorporó a la Cruzada Libertadora de Venancio Flores, que derrocó al gobierno blanco de Bernardo P. Berro. Participó en la batalla de Pedernal y en el sitio de Paysandú, donde ordenó la ejecución del defensor Leandro Gómez.

Suárez también intervino en la guerra de la Triple Alianza (1865-1870), contra el Paraguay de Francisco Solano López. Luchó en las especialmente cruentas batallas de Yatay y Estero Bellaco, donde fue herido. Fue ministro de Guerra y Marina (1868-1869) del presidente Lorenzo Batlle, militar y político que lo venció por dos votos en las elecciones. En 1870, como general, enfrentó la revolución de las Lanzas, encabezada por el blanco Timoteo Aparicio. Lo derrotó en la sangrienta batalla del Sauce, donde ambos caudillos se debatieron a duelo en el medio de la pelea. Dicen que Aparicio le perdonó la vida.

Muerte y legado

Suárez murió en Montevideo, el 7 de diciembre de 1879, a los 66 años. Fue un personaje de gran influencia política, que aspiró a la presidencia de la República, pero no logró el apoyo suficiente. Fue un feroz enemigo de Flores, a quien acusó de traicionar al Partido Colorado. Suárez fue un caudillo popular, valiente y carismático, pero también violento y vengativo. Como su época. Su figura ha sido objeto de diversas valoraciones históricas y literarias.

Presentaremos más material sobre Gregorio Suárez a lo largo de la cuarta temporada de Nautamedia Historia. Sumate al newsletter semanal para no perderte ninguna novedad. Estamos construyendo una comunidad de personas interesadas en la historia uruguaya.

Más en NMH